Plataforma Salvemos la Vega – Vega Educa

Área de Activismo y Sociedad

Humedal de la acequia del Albaricoque

Salvemos la Vega – Vega Educa pretende fomentar la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible del ecosistema de agua dulce generado por la acequia del Albaricoque, en concreto, de su vegetación, avifauna y anfibios, garantizando un corredor verde y refugio para el resto de fauna y la protección de un árbol catalogado como singular y cuya pervivencia está íntimamente ligada a la conservación de esta acequia.

Esta actuación puede llevarse a cabo gracias a la financiación de CajaGranada Fundación y Caixabank, al ser uno de los proyectos de mejora del patrimonio natural seleccionados en toda España en la “Convocatoria de Medioambiente” de 2021.

Organiza:

Colabora:

Acciones a llevar a cabo:

1.- Limpieza manual de la acequia y aporte de los fangos y limos que contiene, material muy fértil gracias a su alto contenido en materia orgánica y nutrientes, al talud que soporta la acequia y a su sendero auxiliar.

2.- Adecuación del sendero, eliminando las irregularidades en el mismo debido a su progresivo abandono, respetando las dimensiones actuales de 0,8 metros y ajustándose, junto al talud, a los 2 metros que, desde el eje de la acequia, marcan los usos y costumbres de la zona.

3.- Conservación de la vegetación existente. Además del magnífico plátano de sombra, que figura en el Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Andalucía (Granada, Página 118), con el nombre de: “Plátano de la Cacería de Santo Domingo” y que será objeto de una actuación profesional especializada, existen a lo largo de la acequia otras especies arbóreas de interés que serán objeto de tratamientos específicos para su recuperación y conservación, como, por ejemplo, podas de limpieza de ramas secas, retirada de pies decrépitos o muertos, y selección o resalveo de pies del regenerado existente para garantizar un espaciamiento razonable entre pies de futuro.
La abundante presencia de zarzamoras que han colonizado la acequia se va a mantener a lo largo de todo el talud superior, ya que contribuyen a la sujeción del mismo así como a proveer a la avifauna de alimento durante el verano y otoño, además de garantizar el establecimiento de un pasillo ecológico y refugio para la fauna, si bien, se va a proceder a su recorte en bóveda sobre la acequia, siguiendo su forma natural actual, a una altura que permita el paso de las personas. En cambio, del talud inferior se van a retirar para favorecer el soleamiento y la seguridad, así como para facilitar el establecimiento de las plantaciones que se van a llevar a cabo en él.
En cuanto a las herbáceas existentes, se va a realizar un desbroce selectivo de las mismas.

4.- Plantaciones a lo largo de toda la franja húmeda, una vez adecuado el talud inferior, de forma manual, de álamos, fresnos, olmos, almeces, saucos, durillos, etc., así como plantas de pequeños formato.